Lejos del olvido

La vida es un cúmulo de casualidades, me dijiste aquel diciembre (oh navidad, blanca navidad), invierno en el que me helaste el corazón. Hoy, dos años después, el frío aún sigue calando mis huesos y las cicatrices que hay en mi ser me siguen recordando las heridas que, del todo, no consiguieron cerrar.
Quizás alguien puede hacerme recordar que no debo olvidar, pero siempre es diciembre fuera y en mi corazón. Y es que, la vida no está llena de buenos momentos, son los momentos los que te hacen sentirte agradecido por haber tenido gente con quien compartirlos.

_
Kairi

_
Volver a concurso de microrrelatos “Navidad” >>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This