Me dormí esperándote

No puedo dormir. Estoy nerviosa. Es Nochebuena y en unas horas será NAVIDAD. Ya he preparado leche con galletas para Papá Noel. ¡Uy!, he oído un ruido, ¿será él?.
La niña se tapa con las mantas hasta arriba y se cubre la cabeza mientras ríe nerviosamente. Ha estado toda la noche en vela, pero se levantó sigilosamente y se tumbó debajo del árbol en el salón. Nada más tumbarse se durmió profundamente.
Está amaneciendo y se oyen cascabeles, anunciando la llegada del “Señor Rojo que trae los regalos”. La niña no lo oyó, estaba profundamente dormida, así que Papá Noel hizo su trabajo y se marchó.
Cuando la niña despertó, abrió un paquete con su nombre y sacó una carta :
“Gracias por creer en mí y en la NAVIDAD. Nunca olvidaremos tu generosidad”.
La niña había pedido que todos sus regalos fueran para niños que lo necesitaran más que ella…
_
Vanesa Leiva Barrocal
_

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This